¿BICHOS O INSECTOS?

miércoles, 25 de abril de 2007

* INSECTOS BENEFICOS

** Insectos benéficos
ARNULFO GOMEZ
17886587

Muchos de los artículos escritos acerca de los insectos generalmente tratan de su acción destructiva, a tal grado que estamos en peligro de olvidar que muchos insectos tienen atributos y hábitos benéficos.
Numerosas especies vegetales dependen de los insectos para su polinización. Las flores son visitadas por estos, que atraídos por el néctar y otros mecanismos, llevan el polen de una flor a otra. De esta manera fertilizan las plantas y permiten la formación de los frutos y semillas.
Los beneficios más obvios y tangibles que se originan en las actividades de los insectos, provienen del uso de cosas que los insectos hacen, colectan, o producen, tales como la miel, cera, y en menor medida la seda, lacas, pinturas y tintes.
Los insectos y sus productos tienen un uso limitado en la medicina. Las picaduras de algunos insectos, tienen valor como remedio contra el reumatismo y la artritis. Algunos extractos obtenidos de los cuerpos de los insectos y sus productos, tales como la jalea real y el propóleos, se usan en medicina.
Los insectos también juegan un importante papel en los ensayos de laboratorio. La facilidad de manejo, la rapidez de reproducción, la gran variabilidad y el bajo costo del mantenimiento y cría, hacen de los insectos animales fáciles de criar en laboratorio. Los fundamentos de la genética moderna, se han derivado de estudios hechos sobre la mosca de la fruta. Otros insectos son usados como indicadores de contaminación en aguas, siendo una valiosa ayuda para la conservación de los recursos naturales. Frecuentemente, otros insectos son utilizados para el bioanálisis (bioensayos) de cantidades extremadamente pequeñas de residuos de insecticidas en frutas y hortalizas.
Muchos insectos se alimentan de otros insectos perjudiciales, que son plaga para el hombre. Estos insectos entomófagos son considerados en dos grupos: Los predadores, típicamente activos y de ciclos de vida prolongados, que capturan, matan y devoran rápidamente a otros insectos más pequeños; y los parásitos, generalmente poco activos y de ciclos de vida cortos, que viven sobre o dentro de otros insectos (llamados hospederos) de los cuales obtienen su alimento, generalmente durante el estadio larval del parásito.
1) Insectos predadores: Entre los predadores entomófagos mejor conocidos se encuentran los siguientes:
Escarabajos terrestres, Orden Coleóptero, Familia Carabidae
Catarinitas, Orden Coleóptero, Familia Coccinellidae
Moscas dragonas, Orden Odonata
Moscas de las flores, Orden Díptera, Familia syrphidae
León de los pulgones, Orden Neuróptero, Familia Chrysopidae
2) Insectos parásitos: Los parásitos entomófagos más valiosos, probablemente, están contenidos en las siguientes familias:
Avispas Ichneumonidas, Orden Hymenoptera, Familia Ichneumonidae
Avispas Bracónidas, Orden Hymenoptera, Familia Braconidae
Avispas Calcídidas, Orden Hymenoptera, Familia Chalcididae
Moscas Taquínidas, Orden Diptera, Familia Tachinidae
Parásitos de huevecillos, Orden Hymenoptera, Familia Scelionidae
Del mismo modo que muchos insectos se alimentan de otros insectos, también existen otros que son muy útiles en la destrucción de malezas perjudiciales para el hombre. Otro grupo interesante es aquel que se alimenta de vegetales y animales en putrefacción. Su propósito es doble, en primer lugar, estos insectos benéficos ayudan a eliminar del suelo los cuerpos de animales y plantas en descomposición; y en segundo lugar, juegan un papel muy importante en la conversión de las plantas y los animales muertos, a sustancias mucho más simples que mejoran la condición física del suelo y su fertilidad y que son utilizadas como alimento por las plantas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal