¿BICHOS O INSECTOS?

martes, 3 de abril de 2007

LA HORMIGA ARRIERA

carminia dice:

Familia: Formicidae
Género: Atta
Especie: Atta sp.
Nombre común: Hormiga arriera


CARACTERÍSTICAS FÍSICAS
Este tipo de hormigas están organizadas en hormigas cortadoras (con potentes mandíbulas), cargadoras, soldados y las jardineras, que se encargan del cuidado y cultivo del hongo.

RANGO GEOGRÁFICO
Las hormigas arrieras se originaron en las tierras mas bajas de Suramérica y han coevolucionado con su ambiente natural desde hace millones de años. Son uno de los insectos más evolucionados y exitosos. Donde quiera que existan, ya sea en zonas tropicales o subtropicales, estas son las hormigas que dominan.
Las hormigas cortadoras solo existen en América, desde Texas hasta la Patagonia.

ALIMENTACIÓN
El comportamiento de este tipo de hormigas defoliadoras o "arrieras" es peculiar. No se alimentan directamente de lo que cortan, sino de un hongo que ellas mismas cultivan en el interior del hormiguero. Este hongo se cría sobre las hojas que van acumulando y otros restos orgánicos.
Las obreras de las hormigas arrieras poseen aguijón y un postpecíolo bien desarrollado, todas tienen ojos reducidos a una sola faceta o están ausentes del todo, y todas buscan su alimento capturando presas vivas en masivos grupos de caza. Las reinas de las hormigas arrieras son grandes comparadas con las obreras, carecen completamente de alas y en contraste con las obreras, no tienen postpecíolo. Los machos son peculiares criaturas robustas.


REPRODUCCIÓN
La estructura extraña de la reina y los machos tiene que ver con la forma de reproducción de la colonia. Las reinas vírgenes esperan dentro de su propia colonia y los robustos machos deben entrar a ella y abrirse camino luchando para aparearse con la hembra. La reina recién inseminada se separa de su colonia, llevando con sigo una gran comitiva de obreras, formando una colonia nueva, completamente funcional.


COMPORTAMIENTO
Las hormigas arrieras llevan las hojas al interior del nido, las mastican por los bordes hasta que quedan mojadas, añadiéndole así una gota de su líquido anal para humedecerla.
De esta forma el material vegetal queda impregnado de enzimas digestivas, que ayudan a la larva a degradarlo, así como de antibióticos que protegen el cultivo de la posible invasión de otros hongos.
Existen algunas sustancias que también hacen parte de la saliva y el líquido anal que actúan como fertilizantes las cuales facilitan el crecimiento del hongo, puesto que no se puede desarrollar en lugares donde predomina el nitrógeno, como es el caso de las hojas secas.
El hongo llega al nido a partir de la reina Atta, la cual introduce en su boca una porción del hongo. Después de ser fecundada, esta cava un hoyo en la tierra para fundar una nueva colonia y en éste escupe el hongo. Allí el hongo empieza a crecer rápidamente en todas las direcciones y la reina pone sus primeros huevos. Al final del primer mes las crías están incrustadas en el centro de la masa.
Los primeros hijos nacen cuarenta y sesenta días después y reemplazan a la reina en su faena de cuidar el hongo, cavar túneles y salir a cortar a hojas de diversas plantas, mientras que ésta se dedica únicamente a velar por sus crías.
Cuando las obreras empiezan a buscar los pedazos de hojas para cultivar el hongo, la reina deja de atender las crías y se convierte en una máquina ponedora de huevos toda su vida.
Después de aproximadamente seis años y medio, cuando el nido está en su máximo nivel de organización y tiene casi 1.900 cámaras, las obreras han utilizado por lo menos 5.800 Kilogramos de hojas para cultivar el hongo.

ENEMIGOS NATURALES Y CONTROL

La tasa de mortalidad por depredaciones de reinas en la época del vuelo nupcial es muy alta. Son presa fácil de lagartos, ranas, serpientes, arañas, moscas, algunas aves y otros. Sólo un 0.5% de las hembras aladas sobreviven en la formación de un nuevo nido.
Para el control de las hormigas cortadoras se han usado una gran diversidad de métodos y equipos como la destrucción de hormigueros con fuego y agua, realización de arados profundos, uso de insecticidas químicos y métodos de control biológico, pero aún no se ha llegado a la eficacia deseable.

IMPORTANCIA ECONÓMICA:
Son diversas las plantas que son atacadas por las hormigas cortadoras de hojas, no solo cultivos, sino también pastizales, árboles de importancia forestal y de sombrío, malezas, especies ornamentales y de jardín. En general son frecuentes sus ataques en yuca, cacao, café, maíz, caña de azúcar, cítricos, mango, fresa, soya, girasol heliotropo, gladiolos, tabaco, mamey, pero, nogal, eucaliptus, teca, ciprés, pino pátula, terminalias o almendros.
A las cortadoras de pasto les son adjudicados numerosos daños en las praderas tales como: consumo de gramíneas, pérdida de área útil de potreros, accidentes con animales, proliferación de plantas dañinas y daños a las carreteras.


DATOS CURIOSOS
En Colombia, cuatro especies de estas hormigas están ampliamente distribuidas en todo el territorio.
Actualmente son consideradas entre las cinco plagas más limitantes en siete países suramericanos, pues atacan una gran variedad de vegetación, especialmente zonas de cultivo, pastizales, árboles de importancia forestal, maleza y hasta plantas de jardin.

comportamiento de las hormigas arrieras

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal